Las islas y los ocres inmortales de Matías Molinas

En el marco de los 450 años de la ciudad de Santa Fe, Cultura REC decidió convocar a AG arte para indagar en las obras de algunos de los grandes maestros del arte santafesino que construyeron una tradición plástica en esta tierra, que nos identifica, nos deleita y nos enorgullece. Este cuarto capítulo estuvo dedicado al gran Matías Molinas.


Matías Tomás Molinas nació en Santa Fe el 7 de marzo de 1911. Hijo de Catalina Ferrer Rivas y Anselmo Molinas, inmigrantes de Santa Margarita, Mallorca (Islas Baleares). Casado con Juana Adrover, tuvo dos hijos, Anselmo Miguel y Nora Catalina.

Mostró interés en el arte desde muy joven, trabajando en publicidad y como cronista gráfico del Diario «El Orden» de Santa Fe en la década del 30. 

Por iniciativa de los compañeros del diario hizo  su primera exposición  de las caricaturas publicadas en la prensa, en el Club República del Oeste.

Con un gran amigo balear  construyeron los  primeros carteles luminosos gigantes que proyectaban propagandas de los productos que les encargaban, en las cercanías del puente colgante.

Estudió en la Escuela Provincial de Artes Visuales «Juan Mantovani», egresando en 1945 como Profesor de dibujo y grabado. En 1946 se incorporó a la Sociedad de Artistas Plásticos Santafesinos.

Autodidacta en pintura, en 1948 recibió el Premio Gobierno de Santa Fe en el Salón Anual  del Museo Provincial de Bellas Artes. Fue miembro fundador, el 11 de mayo de 1959, del ‘Grupo Setúbal’, con un conjunto de artistas aunados bajo el nombre de la emblemática laguna santafesina, Ricardo Supisiche, José Domenichini, Ernesto Fertonani, Miguel Flores, Jorge Planas Viader y Armando César Godoy. Realizaron exposiciones colectivas en diversas partes del país hasta la disolución del grupo, después de una muestra en Van Riel en 1961.

Recibió numerosos premios y distinciones. Poseen obras suyas los Museos de Rosario, Santa Fe, Entre Ríos, Curuzú Cuatia (Corrientes), Posadas  y Tucumán. Instituciones y colecciones privadas de la Argentina y de otros lugares del mundo poseen sus obras. Se han expuesto sus cuadros en la Universidad Nacional de Nicaragua, Asociación de Periodistas de Guatemala, Casa de la Cultura de Honduras, Galería «Chapultepec» de México, y en el Salvador.

En 1962 recibió la máxima distinción concedida por el jurado del IV Salón de Becarios  de Santa Fe, organizada por el Museo «Rosa Galisteo de Rodríguez», que consistió en un viaje al extranjero. Desistió de ir a Europa y eligió adentrarse en el paisaje del noroeste argentino, viajando por Paraguay, Brasil y Uruguay, siguiendo el cauce del río Paraná. De allí surgió una exposición itinerante de 28 óleos y 20 dibujos que recorrieron numerosos lugares del país.
Fue profesor de dibujo y grabado en la Escuela de Bellas Artes de la Provincia de Santa Fe, profesor de dibujo en la Escuela Industrial de la Nación (Universidad Nacional del Litoral), de dibujo y pintura en la Escuela de Arte «Manuel Belgrano» de la Municipalidad de Santa Fe y de dibujo y grabado en la Escuela Provincial de Artes Visuales «Prof. Juan Mantovani».

Su vida y obra ha sido abordada en revistas y libros de escritores y críticos de arte.

Falleció en Santa Fe el 4 de marzo 1994 a los 82 años de edad.

Compartir en redes

Relacionadas

Paritaria docente: “No resignamos nunca la agenda pedagógica”

Los docentes santafesinos aceptaron la propuesta salarial realizada por...

Proyecto de Ley: “Bajar la imputabilidad es una aberración jurídica”

En el marco del proyecto que enviará el gobierno...

Relacionadas

Paritaria docente: “No resignamos nunca la agenda pedagógica”

Los docentes santafesinos aceptaron la propuesta salarial realizada por...

Proyecto de Ley: “Bajar la imputabilidad es una aberración jurídica”

En el marco del proyecto que enviará el gobierno...

Crisis universitaria: están quedando estudiantes afuera del sistema

Franco Maggi, presidente de la Federación Universitaria del Litoral,...
×